0 Items

El camino gradual en el budismo

El camino gradual en el budismo

El camino gradual, lam rim, es una forma de acceder e integrar en nuestra vida las enseñanzas budistas básicas. El Buda vivió hace 2,500 años con una comunidad de monjes, y después con una comunidad de monjas. No sólo enseñó a las comunidades ordenadas, sino que además era invitado con frecuencia a los hogares de diversas personas, en donde impartía una charla después de la comida que le ofrecían.

El Buda siempre enseñó con lo que llamamos “medios hábiles”, lo cual se refiere a su método de enseñar a otros de manera que pudieran entender. Esto era necesario porque había –y, por supuesto, aún hay–muchos niveles diferentes de inteligencia y desarrollo espiritual. Esto condujo a que el Buda enseñara una muy amplia variedad de temas en niveles muy distintos.

Muchos de los seguidores del Buda tenían una memoria admirable. En aquel entonces no se escribía nada y los monjes memorizaban las enseñanzas para que pudieran ser transmitidas de forma oral a las generaciones futuras. Con el tiempo, las enseñanzas fueron escritas y se conocieron como sutras. Siglos después, muchos grandes maestros indios trataron de organizar el material y escribieron comentarios con respecto a todo. En el siglo XI, Atisha, uno de los maestros indios que viajó al Tíbet, creó el prototipo de esta presentación, el lam rim.

El prototipo de Atisha presentó un método a través del cual todos pueden desarrollarse hasta alcanzar el estado de un buda. El hecho de simplemente leer los sutras al azar no necesariamente nos brinda un camino espiritual claro que nos indique por dónde empezar o cómo alcanzar la iluminación. Todo el material está ahí pero no es fácil integrarlo de forma coherente.

Esto es exactamente lo que hace el lam rim al presentar el material en un orden gradual. Después de Atisha, en el Tíbet se escribieron muchas versiones diferentes, más elaboradas. La versión escrita por Tsongkhapa en el siglo XV posiblemente constituye la elaboración más grande del material. Una característica sobresaliente del trabajo de Tsongkhapa es que incluye citas de los sutras y de los comentarios indios, así que podemos tener confianza de que se trata de un material sustentado.

Otra característica sobresaliente es que Tsongkhapa provee demostraciones muy elaboradas y lógicas de los diversos puntos, de tal forma que obtengamos una confianza aún mayor en la validez de las enseñanzas, basados en la lógica y la razón. La característica especial de Tsongkhapa fue que, a diferencia de autores previos que solían saltarse los puntos más difíciles, él se enfocó en ellos.

De las cuatro tradiciones budistas tibetanas, lo que se originó con Tsongkhapa se conoce como la tradición “gelugpa”.

¿Cuál es el significado de un camino espiritual y cómo se puede estructurar?

La pregunta realmente es ¿cómo se puede estructurar un camino espiritual? En general, se enseñaron muchos métodos diferentes en la India. Por ejemplo, los métodos para desarrollar la concentración eran comunes en todas las tradiciones indias de la época del Buda; no es algo que él descubrió o inventó. Todos estaban de acuerdo en que era necesario utilizar la concentración en el camino espiritual, para poder ahondar en el desarrollo interno.

Naturalmente, el Buda tenía diferentes explicaciones para entender muchos de los puntos en torno a cómo desarrollarnos a nosotros mismos, pero lo que es realmente específico es su entendimiento de las metas espirituales. El principio central de estas metas espirituales, y lo que se pone en diferentes niveles, es nuestra motivación.

El término dado a esta literatura es lam rim, en donde “lam” se traduce como “camino” y “rim” se refiere a las etapas graduales del mismo. Este camino son los diversos estados mentales que necesitamos desarrollar, en un orden gradual, para alcanzar nuestra meta. Es como cuando viajamos: si queremos viajar por tierra de Rumania a la India, la India es nuestra meta última. Pero, antes que nada, quizás necesitemos pasar por Turquía, Irán y demás, antes de que realmente lleguemos a la India.

Convertirnos en una mejor persona

Entonces, ¿qué es lo que hacemos con la práctica budista? La práctica budista en general puede resumirse en pocas palabras. En lenguaje simple, estamos trabajando con nosotros mismos para convertirnos en mejores personas. El término “mejor persona” puede sonar sentencioso, pero en realidad no implica absolutamente ningún juicio; ese no es el punto. Sólo estamos tratando de superar la conducta destructiva y las emociones negativas que todos tenemos algunas veces, como el enojo, la codicia, el egoísmo, etc.

Opiniones

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

bb0